¿Te llamamos? ícono de Teléfono

Potencia contratada recomendada: ahorra en tu hogar y negocio

La potencia eléctrica contratada es la parte fija de tu factura de la luz, es decir, la pagas aunque no tengas consumo. En este esta entrada os contamos qué tenéis que tener en cuenta para determinar bien la potencia contratada para vuestras casas y negocios, y así ahorrar en vuestra factura de la luz.

La potencia contratada es una parte fundamental de la factura de electricidad. Pero, ¿qué es exactamente la potencia contratada? ¿La puedes modificar para generar ahorro? ¿Qué debes considerar para acertar con el cálculo de la potencia ideal para tu casa o negocio? A continuación damos respuesta a estas preguntas y otras más.

 

¿Qué es la potencia contratada?

Ya en una entrada anterior explicamos qué es la potencia contratada. En resumen, es la cantidad de energía eléctrica máxima que quieres que llegue a tu hogar o negocio. Se mide en kW y dicha potencia determina la cantidad de aparatos eléctricos que puedes conectar a la red de manera simultánea.

En otras palabras, es la cantidad máxima de energía de la que puedes hacer uso en un momento determinado sin que salte el Interruptor de Control de Potencia (ICP), lo que antes se conocía como “saltar los plomos o los fusibles”.

La potencia contratada forma parte del término de potencia de la factura de luz, también conocido como término fijo, la pagas aunque no tengas consumo. No debe confundirse con la energía consumida, que es la cantidad de electricidad real que utilizas en el transcurso del tiempo, se mide en kW/h, y pagas sólo cuando hay consumo.

 

Potencia contratada recomentada; La importancia de contratar la potencia eléctrica adecuada

Calcular bien la potencia que necesitas tanto en tu hogar como tu negocio es importante principalmente por 2 factores.

  • No debes contratar una potencia eléctrica excesiva que encarece de forma innecesaria tu factura de la luz.
  • No debes contratar una potencia eléctrica insuficiente ya que se producirán cortes de luz cada vez que superes la contratada. El anteriormente mencionado ICP será el encargado de llevar a cabo estas interrupciones en el suministro. Este punto es válido para los puntos de suministro de menos de 15KW (tarifa 2.0TD) a no ser que se trate de un suministro no interrumpible (ascensores, viviendas con personas conectadas a maquinas, etc.) Los puntos de suministro de más de 15 kW tienen maxímetro (y no ICP), que no corta el suministro, pero penaliza sobre el exceso.

 

¿Qué tramos de potencia eléctrica puedes contratar?

 Hasta el año 2018 sólo era posible contratar potencias normalizadas, establecidas por el Gobierno. No obstante, el mismo Gobierno aprobó el 5 de octubre de dicho año una medida (Real Decreto-ley 15/2018, de 5 de octubre, de medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores) tras la cual no es necesario ajustarse a las potencias normalizadas.

 

Actualmente puedes contratar, subir o bajar la potencia eléctrica contratada en múltiplos de 0,1 kW, si bien existen dos condiciones:

  • La potencia contratada no puede superar los 15 kW.
  • Debes disponer de un contador que permita la discriminación horaria y la telemedida.

 

Si bien es cierto que las potencias normalizadas ya no son obligatorias, siguen siendo las más comunes en España. Estas potencias dependen de la instalación eléctrica del inmueble (monofásica o trifásica) y las detallamos en la tabla a continuación.

 

Tabla de potencias normalizadas para instalaciones monofásicas y trifásicas

Instalación Monofásica Instalación Trifásica
1,15 kW 3,464 kW
2,3 kW 6,928 kW
3,45 kW 10,392 kW
4,6 kW 13,856 kW
5,75 kW 17,321 kW
6,9 kW 20,785 kW
8,05 kW 24,249 kW
9,2 kW 27,713 kW
10,35 kW 31,177 kW
11,5 kW 34,641 kW
14,49 kW 43,648 kW

 

 

  • Instalación monofásica: La electricidad circula por una corriente alterna. Es la más común en las viviendas, independientemente de su tamaño, ya que varía entre 220 y 230 voltios
  • Instalación trifásica: La electricidad circula de forma dividida en tres corrientes alternas, variando entre 380 y 400 voltios.

 

¿Cómo puedes calcular la potencia recomendada para tu hogar o tu negocio?

Existen numerosos métodos para calcular o al menos estimar la potencia que vas a necesitar en tu hogar o negocio.

1. Estimación en base al tipo (piso o casa) y tamaño del inmueble, el número de habitantes o trabajadores, la disponibilidad (o no) de gas, el uso (o no) de aparatos eléctricos de alto consumo (vitrocerámica, aire acondicionado, termos eléctricos… en el caso de los hogares) y el uso general de dichos aparatos.

Por ejemplo, en base a estos criterios, para:

    • Un piso con gas o sin gas, instalación monofásica y electrodomésticos habituales >>> La potencia recomendada suele ser de 3,45 kW si en ella viven 1 ó 2 personas, 4,6 kW si son 3 ó 4 personas, y 5,75 kW si son 5 o más personas
    • Un piso sin gas, instalación monofásica, electrodomésticos habituales y electrodomésticos de alto consumo >>> La potencia recomendada suele ser de 4,6 kW si en ella viven 1 ó 2 personas, 5,75 kW si son 3 ó 4 personas, y 6,9 kW si son 5 o más personas.

2. Contratar un electricista autorizado: Puede ir a tu vivienda o negocio para conocer las características del punto de suministro y de esta manera calcular cuál es la potencia adecuada.

3. Calculadoras de potencia: Principalmente para viviendas, existen en internet algunas páginas que ofrecen calculadoras de potencia. En dichas páginas puedes introducir datos relativos a tu vivienda y/o tus aparatos eléctricos y ofrecen como resultado una estimación de la potencia necesaria.

4. Cálculo en base a los kW indicados en los aparatos que consumen electricidad (electrodomésticos, bombillas, ordenadores…). Hoy en día estos aparatos llevan indicada la potencia (máxima) que necesitan cuando están en funcionamiento.

Para calcular la potencia eléctrica que necesita tu vivienda o negocio debes tener en cuenta dichos valores y a la vez el factor de simultaneidad. Este factor indica el número de veces que los aparatos pueden coincidir conectados a la vez.

Valor máximo de 1: Supone que están funcionando a la vez todo el día.

    • Valor de 0,5: Uso intensivo.
    • Valor de 0,25: Uso esporádico.

5. Uso de monitores energéticos. Son dispositivos electrónicos domésticos que puedes emplear para saber el consumo eléctrico en tiempo real de tu hogar o negocio. Pueden ser individuales (aportan los datos de un determinado aparato o de un grupo de aparatos conectados al mismo enchufe) o globales (recopilan los datos de toda la vivienda y se colocan en el cuadro eléctrico).

6. Consultar los datos de consumo en el área de clientes de tu comercializadora o de tu distribuidora.  Actualmente, todas las distribuidoras recogen la información que registran los nuevos contadores y la deben mostrar en su página web. También es el caso de muchas comercializadoras. No tienes más que registrarte en su web para saber tus datos de consumo.

 

Al consultar estos datos, podrás ver la potencia máxima que has necesitado en tu hogar o negocio y comprobar si has superado la potencia contratada en algún momento.

  • Si nunca has superado la potencia contratada, tienes cierto margen para reducir los kW contratados y ahorrar en la parte fija de tu recibo de luz. No obstante, recuerda tener en mente valorar un consumo real a lo largo del año y no centrarte sólo en un período. Por ejemplo, la primavera suele ser una época de menor demanda (no suele ser necesaria ni la calefacción, en caso de que sea eléctrica, ni el aire acondicionado).
  • Si en algún momento has sobrepasado la potencia contratada, debes evaluar con qué frecuencia se ha repetido esta situación. Si ha sido sólo en momentos puntuales, puedes plantearte reajustar tus patrones de consumo. En cambio, si sobrepasas de forma habitual la potencia contratada, es aconsejable aumentarla para garantizar un correcto acceso a la energía eléctrica.

 

¿Cómo puedes cambiar (subir o bajar) la potencia contratada?

Para modificar la potencia contratada deberás contactar con tu comercializadora y tramitar la modificación, indicando la potencia que quieres contratar. Por norma general, ya disponen de todos los datos necesarios para el cambio:

  • Datos personales del titular del suministro
  • Dirección del inmueble
  • Código CUPS de la electricidad
  • Cuenta bancaria para domiciliar el pago

Tienes que tener en cuenta que la potencia a contratar no puede superar la potencia máxima admisible reconocida en tu Certificado de Instalación Eléctrica (Boletín Eléctrico). Si deseas solicitar una potencia superior, será necesario solicitar un nuevo Boletín Eléctrico.

Debes recordar que sólo se permite un cambio de potencia al año, tanto si se trata de aumentarla como de disminuirla.

¿Cuánto cuesta cambiar la potencia contratada?

El cambio de potencia eléctrica no es gratuito y el importe depende de si quieres aumentar o disminuir la potencia que tiene contratada.

El coste del cambio va destinado a la distribuidora y está incluido en la siguiente factura de la luz en la que ya es vigente dicho cambio.

En ocasiones, es posible que un técnico deba acudir a la vivienda para ajustar el ICP.

Si quieres subir la potencia contratada, tendrás que pagar los siguientes conceptos (derechos de acometida):

  • Extensión: 17,37 €/kW + IVA
  • Acceso: 19,70 €/kW + IVA
  • Enganche: 9,04€ + IVA

Para disminuir la potencia eléctrica suscrita sólo tendrás que pagar los derechos de enganche, con un coste de 9,04€ + IVA.

 

Cambios de potencia en las nuevas tarifas eléctricas 2021

No obstante, recuerda que existe una excepción para lo explicado anteriormente. Con la entrada en vigor de las nuevas tarifas eléctricas para hogares y pequeñas empresas y las nuevas tarifas eléctricas para grandes empresas, puedes modificar dos veces las potencias contratadas sin coste alguno (para cada uno de los períodos) durante los doce meses a contar desde el 1 de junio de 2021.

  

¿Cuánto puedes ahorrar en tu factura de la luz optimizando la potencia contratada?

El ahorro anual que puedes conseguir dependerá siempre del precio que estás pagando por kW y también del cambio de potencia que quieras realizar. A modo de ejemplo orientativo (con ahorros anuales aproximados) puede servir la siguiente tabla para instalaciones monofásicas:

 

Tabla de ahorro dependiendo del cambio de potencia en instalaciones monofásicas

 

Potencia actual en kW

Potencia que quieres contratar en kW
3,45 4,6 5,75 6,9
3,45
4,6 61€
5,75 123€ 61€
6,9 184€ 123€ 61€
8,05 246€ 184€ 123€ 61€
9,2 307€ 246€ 184€ 123€

 

 

Conclusión: optimiza la potencia contratada

Acertar con la potencia contratada puede no ser difícil, pero tampoco fácil. Sobre lo que no hay dudas es que la potencia contratada adecuada te ayudará a evitar sobresaltos en el funcionamiento de tu instalación eléctrica y a no gastar dinero innecesario.

En SAMPOL Energía nos preocupamos por nuestros clientes y estamos comprometidos con el ahorro. Por ello, si tienes dudas sobre la potencia que tienes contratada, no tienes más que ponerte en contacto con nuestros asesores personales y te recomendarán qué potencia es la ideal para tu hogar o negocio. Además, podemos darte otros consejos para que adoptes las medidas necesarias para conseguir ahorrar todavía más en tu factura de la luz.

Te llamamos
Danos tu número de teléfono y nos pondremos en contacto a la mayor brevedad. ¡Tenemos un gran ahorro que ofrecerte!
Te llamamos
Danos tu número de teléfono y nos pondremos en contacto a la mayor brevedad. ¡Tenemos un gran ahorro que ofrecerte!