¿Te llamamos? ícono de Teléfono

Consumir energía 100% renovable contribuye al cambio de modelo energético

Ya en el presente pero sobre todo en el futuro la apuesta debe ser por las energías renovables. Son fuentes de energía inagotable y en su gran mayoría no contaminantes y que por lo tanto no suponen un peligro ni para el ser humano ni para el planeta. Además, contribuyen a que la electricidad sea más barata.

Tanto en hogares como en negocios son muchas las personas que quieren contribuir a la sostenibilidad del medio ambiente. Dicho deseo no es sólo una moda ni una imposición sino una verdadera preocupación por el cambio climático y el planeta que dejaremos a las futuras generaciones. Para reducir las dañinas emisiones a la atmósfera tenemos a nuestro alcance numerosas posibilidades entre las que encontramos optar por un consumo energético proveniente 100% de fuentes de energía renovables. Aquí os contamos cómo es posible.

 

¿Qué son las energías renovables y qué tipos existen?

En una entrada anterior ya describimos qué son las energías renovables y los tipos que existen. A modo de resumen, las energías renovables están disponibles de forma prácticamente inagotable en el horizonte temporal del ser humano o se renuevan con relativa rapidez. Además, la mayoría de fuentes renovables no son contaminantes ni perjudiciales para el ser humano y el planeta. Algunas de ellas pueden generar residuos en su producción o utilización (biomasa), pero no obstante su impacto es mucho menor que el de los combustibles fósiles o nucleares.

 

Dentro de las energías renovables encontramos la energía solar, hidráulica, eólica, geotérmica y las materias primas renovables como la madera para la producción de pellets o la colza para biodiésel.

 

¿Por qué apostar por la energía renovable?

A nivel particular, empresarial y de sociedad existen múltiples razones por las cuales apostar por las energías renovables.

  • Son fuentes inagotables de energía, por lo que se consigue independencia en materia de política energética.
  • Son, en su mayoría, fuentes de energía verde, es decir no emiten gases contaminantes ni generan residuos radiactivos. Su consumo contribuye por lo tanto a la sostenibilidad del planeta, a disminuir las emisiones de CO2 a la atmósfera y por lo tanto a reducir la huella medioambiental.
  • La energía obtenida de las fuentes renovables es más barata.
  • Pueden instalarse en sitios aislados y remotos y así suministrar con energía estos lugares.

 

¿Cómo consumir energía renovable?

Si quieres que tu hogar o negocio se suministre 100% de energía verde tienes principalmente dos opciones:

  • Instalar energías renovables (paneles solares, aerogeneradores…) en los edificios o terrenos.
  • Contratar electricidad verde.

Pásate al autoconsumo

Una muy buena opción para consumir energía verde es convertirse en generador, es decir, pasarse al autoconsumo. Para ello se presta poner en viviendas, comunidades y negocios paneles fotovoltaicos en combinación o no con otros dispositivos para obtener energía renovable, como por ejemplo los aerogeneradores.

Como ya os explicamos en una entrada anterior, las placas fotovoltaicas son una inversión muy rentable además de contribuir a la sostenibilidad del planeta. Por norma general, el precio de una instalación fotovoltaica para una vivienda unifamiliar oscila entre los 3.000 y los 6.000 euros (alrededor de un 90% menos que hace una década). La inversión inicial se amortizan en un plazo breve de 3 a 6 años. Esta inversión inicial dependerá de múltiples factores como son:

    • Las condiciones climatológicas de la región.
    • Los patrones de consumo eléctrico.
    • El lugar (tejado, balcón, terreno…) para instalar las placas, así como su superficie, su orientación y su inclinación en el caso de cubiertas.

Llegar al autoconsumo eléctrico 100% con la instalación de una o diversas formas de energía renovable sigue siendo no obstante difícil, con un buen estudio se puede obtener un 50%. Para el 50% restante habrá que seguir tirando de la red eléctrica. El objetivo medio debe ser cubrir un 33% del consumo con las placas solares.

Compra electricidad verde

Otra posibilidad para apostar por la energía verde es contratar la electricidad a compañías que venden electricidad de origen 100% renovable adquiriendo paquetes certificados de dicha producción que luego nos ofrecen a los consumidores. La garantía 100% es que la comercializadora eléctrica tenga el certificado de la CNMC.

Para contratar energía verde existen diferentes opciones:

    • Grandes comercializadoras. Las compañías de luz más importantes del mercado español ofrecen tarifas de energía verde, aunque continúan con la comercialización de energía no renovable.
    • Pequeñas comercializadoras. Algunas pequeñas y medianas comercializadoras se dedican exclusivamente a la comercialización de energía verde, por lo que son empresas especializadas en este servicio.
    • Cooperativas de energía renovable. Por último existe la posibilidad de contratar la luz a una cooperativa ciudadana energética. Se trata de cooperativas que generan, distribuyen y/o comercializan energías de origen renovable. Cualquier particular o empresa se puede unir como socio a la cooperativa a través de una cuota que la asociación utilizará para generar o comprar la energía que van a distribuir entre sus miembros.

 

¿Cómo saber si pagas por energía 100% verde? El certificado de la CNMC

Hay que aclarar que, aunque estemos pagando por electricidad 100% verde, la electricidad que llega a nuestras casas y negocios no proviene sólo de fuentes renovables. La energía que llega proviene de la red nacional, donde se vuelca toda la mezcla de energías disponibles, renovables y no renovables (el mix eléctrico). Por ello, es imposible saber exactamente qué fuente de energía estás consumiendo en cada momento.

El mix eléctrico se negocia a diario en el OMIE (Operador del Mercado de electricidad en la península Ibérica). Allí, como en una lonja, vendedores (generadores) y compradores (comercializadores, consumidores directos…) presentan sus ofertas de venta y de compra respectivamente. A partir de ahí, cada día y hora por hora, el OMIE ordena las ofertas de venta de los productores de menor (nuclear, hidráulica y renovables) a mayor precio (gas). La última oferta en entrar fija el precio.

 

No obstante, aunque la energía que llegue a tu hogar o negocio no sea 100%, si tienes un contrato eléctrico que garantiza el origen 100% renovable de las fuentes de energía sí que estás contribuyendo al cambio de modelo energético. ¿Y por qué es así?

Como hemos mencionado anteriormente, las compañías que ofrecen energía renovable deben disponer del Certificado de Garantía de Origen de la Luz (GdO) emitido por la CNMC (Comisión Nacional del Mercado y la Competencia), sistema que se empezó a aplicar en España en 2007.

Los GdO son una acreditación electrónica que asegura que una cantidad determinada de electricidad ha sido generada por fuentes renovables o por cogeneración de alta eficiencia en un periodo determinado. Se construye a partir de normativas europeas (Directiva 2001/77/CE y Directiva 2018/2001/CE) y nacionales (Orden ITC/1522/2007, Orden ITC/2914/2011 y Orden IET 931/2015).

 

Las comercializadoras se hacen con una cantidad de GdO con las empresas de energías renovables, que luego sirven para vender a sus clientes electricidad verde hasta el tope de la cantidad de kilovatios que suman los certificados. Es decir, al contratar energía verde los consumidores manifiestan su preferencia por las renovables e impulsan la inversión en ellas. Cuantos más exijan la certificación a sus comercializadoras, más generación renovable necesitará el sistema.

 

¿Es más cara la electricidad verde?

El precio de la electricidad renovable no es más elevado que el del resto de energías. Como cliente deberás buscar y contratar la que mejores condiciones y precios ofrezca.

 

España, hacia un sistema energético sostenible

Por último, a modo de curiosidad, tal vez algunos os estéis preguntando cuánta energía eléctrica proviene de fuentes renovables, y tal vez más de la que penséis. Según datos de la Red Eléctrica de España, en el año 2020 las energías renovables generaron el 43,6% de la energía eléctrica del país, un máximo histórico. Dentro las diferentes energías renovables, la mayor contribución correspondió a la energía eólica (21,9% del total), seguida de la energía hidráulica (13,3%), la energía solar fotovoltaica (6,1%), la energía solar térmica (1,8%) y por último otros tipos de energía renovables.

 

En ese mismo año se generaron 110.450 GWh a partir de recursos naturales e inagotables como el viento, el sol y el agua, lo que supuso un incremento del 12,8% respecto a los datos de 2019. Ya en el año 2019 las energías ‘verdes’ superaron (52%) al resto de tecnologías en el parque generador en la Península.

 

Es decir, el sistema eléctrico nacional es cada vez más sostenible y verde, avanzando así con paso firme en el camino de la transición energética. Una transición energética que contribuye a la sostenibilidad del planeta, a la independencia de los combustibles fósiles y a la mejora de la salud de todos nosotros.

 

Conclusión

Si en tu hogar o empresa quieres dar el salto a la energía verde es posible. Tanto la instalación de placas solares como los contratos eléctricos que garantizan electricidad de origen 100% renovable son el paso correcto hacia una producción energética sostenible y respetuosa con el medio ambiente, que además conllevan en el corto plazo un ahorro económico.

 

Sampol Energía somos una empresa mallorquina que trabaja hace ya 85 años en el sector eléctrico a nivel internacional. La energía que comercializamos se produce en todo el territorio nacional a partir de energías renovables, como acredita nuestro certificado de suministro eléctrico con garantía de origen renovable. Es decir, contratando Sampol contribuyes a aumentar la demanda sobre la producción de energía verde y también al objetivo de conseguir un horizonte 100% renovable.

Además, si tienes un tejado puedes te acompañamos en todo el proceso de instalación de las placas fotovoltaicas, desde el estudio técnico, pasando por la instalación, hasta los trámites burocráticos y la solicitud de subvenciones.

Sólo tenéis que contactar con nosotros a través de nuestra web o de nuestro teléfono gratuito +34 900 37 34 38 para solicitar un presupuesto.

Te llamamos
Danos tu número de teléfono y nos pondremos en contacto a la mayor brevedad. ¡Tenemos un gran ahorro que ofrecerte!
Te llamamos
Danos tu número de teléfono y nos pondremos en contacto a la mayor brevedad. ¡Tenemos un gran ahorro que ofrecerte!