¿Te llamamos? ícono de Teléfono

Paneles solares, ¿merecen la pena?

TW

Placas solares: Por qué la energía solar merece la pena en todos los hogares

En una entrada anterior tratamos de forma general el tema de las placas fotovoltaicas, desde su funcionamiento hasta las subvenciones existentes. Si te estás planteando instalar placas fotovoltaicas para el autoconsumo en tu hogar, a continuación, te damos argumentos de sobra para que te aventures a dar el salto ya. Una vez lo hayas leído, seguro que lo tendrás claro, la energía solar no es futuro sino presente, y la fuente de energía más barata.

 

Las placas fotovoltaicas son más baratas que nunca

El precio de las placas fotovoltaicas es más bajo que nunca.. Este abaratamiento de los costes trae consigo otra ventaja, pues permite una mayor flexibilidad a la hora de diseñar la instalación.

 

Las placas fotovoltaicas no sólo se pueden instalar hacia el sur

La orientación sur es la que ofrece sin duda un mayor rendimiento y por ella se optaba principalmente hasta hace unos pocos años. No obstante, la notable reducción del precio de las placas fotovoltaicas y las mejoras considerables del rendimiento gracias a los avances tecnológicos (actualmente pueden conseguir buenos valores de generación incluso cuando está nublado) han permitido que en muchos hogares también se contemple la instalación hacia este y oeste e incluso norte.

 

Las placas fotovoltaicas contribuyen a la sostenibilidad del medio ambiente

Sólo en términos de sostenibilidad la instalación de estos sistemas de autoconsumo siempre merece la pena. La energía solar es una energía verde (no contamina) e inagotable. Por ello, cada kilovatio hora de electricidad producido con un sistema fotovoltaico protege el medio ambiente.

Si bien es cierto que para su producción se necesita energía, la tasa de retorno energético de una placa fotovoltaica es de unos dos años. Si tenemos en cuenta que actualmente tienen una vida útil de mínimo 25 años, quiere decir se genera casi diez veces y media más energía de la que se necesita para producirla. Dicho de otro modo, la contaminación generada durante su producción es mínima comparada con la “contaminación que ahorran” durante su funcionamiento.

Además, actualmente los paneles solares se pueden reciclar casi al completo (85-90%), ya que sus principales componentes vidrio (75%) y aluminio (9%) son fácilmente reutilizables. Dicho reciclaje es obligación de los fabricantes e importadores de estos módulos fotovoltaicos según recoge el Real Decreto 110/2015, de 20 de febrero, sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. La energía necesaria para su reciclaje también es mínima si se compara con la energía que producen.

 

Las placas solares son rentables

Sí, las placas solares son actualmente una de las mejores inversiones que puedes hacer. Aunque el precio inicial puede suponer un gasto importante en un primer momento, al final vas a recuperar la inversión al reducir tus gastos de electricidad (de la red) hasta un 50%.

Cada kilovatio hora de electricidad generado gracias a la energía solar y consumido en casa ahorra la cada vez más costosa y volátil electricidad de la red. Para presentar un cálculo general muy simple: Partiendo de una instalación con 25 años de vida y suponiendo que los precios de la electricidad siguen subiendo de forma constante en el futuro, el autoconsumo en un hogar medio puede llegar a suponer un importante ahorro que compensa con creces los costes de compra. Por norma general, estos sistemas se amortizan entre los 7 a 10 años y la rentabilidad del capital invertido se sitúa entre el 5% y 10%, una cifra significativamente superior a la rentabilidad de muchas otras formas de inversión.

Además, si produces más energía de la que necesitas puedes inyectar estos excedentes en la red pública y tu comercializadora te compensará por ello en la factura de la luz.

En resumen, una instalación de placas fotovoltaicas es rentable por:

  • El bajo coste de los paneles y de la instalación
  • La larga vida útil de las placas
  • La escasa necesidad de mantenimiento
  • El ahorro en la factura de la luz que ronda el 50% del consumo
  • La compensación de excedentes
  • La posibilidad de recibir subvenciones
  • La revalorización del precio de tu vivienda

 

Las instalaciones solares tienen muchas subvenciones y ayudas

En los últimos años han surgido numerosas subvenciones para la instalación de placas fotovoltaicas, que presumiblemente se van a mantener en el tiempo dentro de los planes de Transición Ecológica del Gobierno de España y ayudas de la Unión Europea. Además, estas subvenciones europeas son compatibles con las bonificaciones del IBI y del ICIO que establece cada municipio y las deducciones del IRPF. Todas estas ayudas contribuyen a que puedas amortizar antes la inversión inicial en tu instalación de placas solares.

 

Las baterías de almacenamiento son cada vez mejores

Hasta el momento hemos dejado un poco de lado el tema de las baterías, pues es un campo todavía en evolución y en cada caso particular se debe valorar si la instalación de baterías es una inversión rentable que merece la pena. No obstante, aunque la tecnología de las baterías de almacenamiento no está tan avanzada como la de las placas fotovoltaicas, estos dispositivos consiguen cada vez mejores rendimientos y tienen una vida útil más larga. En la actualidad esta vida útil se sitúa en torno a los 15 años y los fabricantes suelen dar una garantía mínima del 80% tras diez años de uso. Por norma general no sufren tanto como las baterías de los coches eléctricos ya que están sometidas a cargas diferentes, no entran en contacto con la suciedad o el agua y no sufren grandes fluctuaciones de temperatura.

Si bien es cierto que no son capaces de guardar la energía solar de verano a invierno, sí que sirven para nivelar las fluctuaciones entre días y, sobre todo, hacen que la electricidad generada por este medio también pueda ser consumida. Es decir, que esté disponible cuando más se necesita en los hogares, que suele ser por la tarde-noche antes que al mediodía.

 

La demanda energética aumentará en el futuro

Otra razón por la que la energía fotovoltaica está cobrando importancia es que la demanda energética aumentará en el futuro, especialmente por el uso de los coches eléctricos. Aquellos que tengan una casa con paneles solares no irán a cargadores públicos, sino que cargarán su coche en casa, con su propia electricidad solar más barata que la de la red.

 

Conclusión: Apuesta ya por las placas solares

No pienses: “Esperaré unos años más”. Si bien es cierto que disminuirá más el precio y los avances tecnológicos llevarán a que aumente más el rendimiento de las placas solares, este pensamiento es “el cálculo de la lechera”. Aunque dentro de diez años obtengas una placa mejor a un precio similar, hasta entonces tendrás que pagar la electricidad de la red. No lo demores más, ahora ya estás en la zona de beneficios.

Las placas solares merecen la pena porque:

  • Son una de las inversiones más rentables
  • Consigues un ahorro de hasta el 50% en tu factura de la luz
  • Eres más independiente de los proveedores de energía y el aumento de los precios de la electricidad.
  • Contribuyes a la sostenibilidad del planeta

Si antes de invertir en un sistema solar quieres recibir un buen asesoramiento, contacta con nuestros expertos en Sampol Energía. Ofrecemos un asesoramiento gratuito que se adapta individualmente a tu propia vivienda y a tus propias expectativas.

Te llamamos
Danos tu número de teléfono y nos pondremos en contacto a la mayor brevedad. ¡Tenemos un gran ahorro que ofrecerte!
Te llamamos
Danos tu número de teléfono y nos pondremos en contacto a la mayor brevedad. ¡Tenemos un gran ahorro que ofrecerte!