¿Te llamamos? ícono de Teléfono

Calcula el consumo eléctrico de tu vivienda y controla tus costes de electricidad

En los hogares modernos (casi) nada funciona sin electricidad, en el sentido más estricto de la palabra. Desde la tostadora hasta el ordenador portátil, pasando por lavadora, horno, congelador… Hoy en día 20 o hasta 30 aparatos son un número normal en una casa. ¿Pero cuánta electricidad consumes? ¿Y cómo puedes ahorrar dinero? La respuesta a esta pregunta empieza por determinar tu consumo exacto de electricidad. Aquí te explicamos cómo hacerlo.

Al mirar tu factura o tu contador, ¿te has preguntado alguna vez si consumes mucha o poca electricidad? ¿Te has planteado si podrías tal vez reducir el consumo y por lo tanto conseguir un ahorro? Desde SAMPOL Energía queremos ayudarte a entender tu consumo. Tras leer este post sabrás cuánta electricidad gasta tu casa, qué factores influyen en tu consumo eléctrico y cómo reducirlo. Además, te damos una visión del consumo medio de electricidad en España para que puedas evaluar mejor tu propio consumo.

QUÉ ES EL CONSUMO ELÉCTRICO

Queremos empezar aclarando qué es el consumo eléctrico. Lo podemos definir como la cantidad de energía eléctrica utilizada en un punto de suministro durante un período de tiempo determinado y se mide en kWh. Es decir, es la suma de la energía que necesitan tus bombillas, tus electrodomésticos (el frigorífico, el horno, el lavavajillas, la aspiradora…) y otros dispositivos que enchufes a la corriente (el móvil, el tablet…) tanto cuando están en funcionamiento como en stand-by (sí, cuidado con el stand-by).

El consumo eléctrico no debe confundirse con la potencia, que en el contexto de un hogar hace referencia a la potencia contratada y que se mide en kW.

En tu factura de la luz encontrarás ambos conceptos bien diferenciados:

  • Término de consumo: Es el importe derivado del consumo.
  • Término de potencia: Es el importe derivado de la potencia contratada.

Tanto el kWh como el kW tienen un precio que puede variar en función de las horas del día y de los días de la semana con la llegada de las nuevas tarifas eléctricas. Por norma general, la electricidad consumida supone aproximadamente la mitad del importe de la factura. La otra mitad corresponde a la potencia contratada y los diferentes impuestos.

Pero basta de teoría, ahora vamos a ver cómo puedes saber la electricidad que consumes y qué puedes hacer para reducir el consumo.

 

CÓMO CALCULAR EL CONSUMO DE ELECTRICIDAD DE TU HOGAR

Conocer el consumo eléctrico es fundamental para establecer medidas de ahorro, te explicamos los distintos métodos para conseguirlo.

CONSULTA TU FACTURA DE ELECTRICIDAD

Un método muy simple para conocer tu consumo eléctrico es consultar tu factura de la luz. En el apartado de energía consumida (o término de consumo) encontrarás la electricidad consumida. Generalmente las facturas se emiten cada mes y el consumo eléctrico está desglosado en cada uno de los 3 períodos de las nuevas tarifas eléctricas.

MEDIDORES DE CONSUMO ELÉCTRICO

Son instrumentos que calculan el consumo de energía. La mayoría de modelos actuales permiten conocer el consumo instantáneo, mínimo, máximo, promedio e histórico. Estos datos permiten analizar los consumos y valorar si hay algunos que se pueden reducir o eliminar.

Los medidores de consumo eléctrico se clasifican en:

    • Medidores de consumo individual: Capaces de calcular los kWh utilizados por uno o varios dispositivos eléctricos acoplados a un mismo enchufe. En caso de desear conocer el consumo total de la vivienda presentan algunas desventajas como: el inconveniente de tener que conectar uno a cada aparato eléctrico, la imposibilidad de medir ciertos consumos (como lámparas halógenas) y la necesidad de realizar mediciones en diferentes circunstancias. Es decir, extrapolar los datos obtenidos con estos dispositivos requiere tiempo y es complejo.
    • Medidores de consumo global: Capaces de medir el consumo eléctrico total de una vivienda. Suele instalarse en el cuadro eléctrico, analiza el consumo de las diferentes zonas de la casa y procesa los datos para ser interpretados.

USA TU ÁREA DE CLIENTE (CURVA DE CARGA)

Muchas distribuidoras ofrecen actualmente en el Área de Cliente una consulta rápida y sencilla de tu consumo eléctrico. Se conoce como la curva de carga y es una representación gráfica de la energía consumida durante un período de tiempo concreto. Si con la llegada de las nuevas tarifas tienes períodos de discriminación horaria, podrás analizar en qué períodos (punta, llano o valle) es mayor tu consumo y establecer formas de ahorro. Este conocimiento no te servirá sólo para adquirir unos hábitos que te lleven a ahorrar, sino que también sean más responsables.

QUÉ FACTORES INFLUYEN EN EL CONSUMO DE ELECTRICIDAD

SUPERFICIE Y CARACTERÍSTICAS DE LA VIVIENDA

Es evidente que cuanto mayor sea la superficie del inmueble, mayor será la necesidad energética. Por lo que respecta a las características, algunos de los factores son: calidad del aislamiento, calidad de las ventanas y tipo de vivienda. En este último caso no es lo mismo vivir en una casa unifamiliar (con un consumo medio de electricidad de 3.754 kWh/año) o un piso (3.373 kWh/año).

UBICACIÓN GEOGRÁFICA DE LA VIVIENDA

El clima es otro de los factores que influyen notablemente sobre el consumo eléctrico, no es lo mismo vivir en una zona de clima atlántico, continental o mediterráneo.

NÚMERO DE PERSONAS QUE VIVIEN EN EL HOGAR

Cuantas más personas viven en un hogar, más electricidad se suele consumir. Sin embargo, el consumo per cápita en los hogares grandes es, por término medio, inferior al de los hogares más pequeños, ya que muchos electrodomésticos, como el frigorífico o el horno, se comparten.

NÚMERO DE APARATOS ELÉCTRICOS, EN FUNCIONAMIENTO Y EN STAND-BY

Cuantos más aparatos eléctricos, más electricidad pueden consumir. Los grandes electrodomésticos que se utilizan constantemente (frigorífico, congelador) o con regularidad (lavadora, secadora, cocina), pero también todos los aparatos de la “tecnología de la información” (televisión, ordenador, móvil, dispositivos domésticos inteligentes…) repercuten notablemente en tus gastos de electricidad.

HÁBITOS DE CONSUMO DE LOS RESIDENTES

El otro gran factor que hace que el consumo se dispare son los hábitos de los residentes. No es lo mismo un hogar en el cual se cocine mucho, que uno que recurra más a restaurantes y comida a domicilio.

CALEFACCIÓN Y AGUA CALIENTE

Si utilizas bombas de calor o radiadores eléctricos para calentar tu casa y si tu caldera del agua es eléctrica el impacto es significativo en los costes de electricidad.

 

QUÉ ELECTRODOMÉSTICOS CONSUMEN MÁS ELECTRICIDAD EN CASA

Cada vez más aparatos eléctricos invaden nuestros hogares. A aquellos que nos han acompañado toda la vida, en los últimos años se han añadido otros nuevos como lavavajillas, aire acondicionado, vitrocerámica, ordenadores, móviles, tablets… Seguro que te habrás preguntado cuáles de ellos son verdaderos devoradores de electricidad. A continuación, te ofrecemos algunos datos del IDAE, para que tengas una visión general de qué aparatos influyen más en tu consumo de energía:

Consumo (en %) de cada electrodoméstico sobre el total del consumo eléctrico:

  • Frigorífico: 30,6%
  • Congeladores: 6,1%
  • Lavadora: 11,8%
  • Lavavajillas: 6,1%
  • Secadoras: 3,3%
  • Horno: 8,3%
  • TV: 12,2%
  • Ordenadores: 7,4%
  • Standby: 10,7%
  • Otros: 3,5%

Como puedes ver, una gran parte del consumo recae sobre el frigorífico y el congelador, ya que están funcionando constantemente. La limpieza de la ropa, con lavadora y secadora, es otra de las necesidades de los hogares que consume mucha energía, así como los diversos aparatos necesarios en la cocina. El entretenimiento digital con televisión y ordenadores supone también un gasto considerable.

 

¿CUÁL ES EL CONSUMO MEDIO DE ELECTRICIDAD EN UN HOGAR ESPAÑOL?

En España, el 25% de la energía eléctrica se consume en los hogares. Según datos de Red Eléctrica de España (REE), el consumo medio anual de una vivienda es de 3.272 kWh. Es mayor durante los meses de invierno (diciembre a febrero) y en el mes de julio. Este consumo equivale a una facturación media de 500€ al año y unas emisiones de 1.300 kg de CO2 por hogar.

 

Y ahora que sabes todo esto, ¿qué puedes hacer para reducir tu consumo?

 

¿CÓMO REDUCIR EL CONSUMO ELÉCTRICO?

El primer paso es, abandonar el modo stand-by en el que se pueden poner muchos aparatos. Conviene apagarlos e incluso desenchufarlos cuando no los utilices. Las regletas simplifican esta tarea ya que con sólo pulsar un botón se desconectan todos los dispositivos conectados a la red eléctrica. Es más, las regletas automáticas lo hacen aún más fácil pues interrumpen el suministro de energía en cuanto un dispositivo pasa al modo de stand-by.

Por lo que se refiere a los electrodomésticos conviene optar por aquellos de mayor eficiencia energética (especialmente frigoríficos, congeladores, lavadoras y hornos). Aunque pueden suponer un mayor gasto inicial, éste se rentabiliza a la larga. También debes dar preferencia a las bombillas de bajo consumo y a los LED. Además

  • Televisión: Cuantas más pulgadas más gasto y las pantallas OLED y LED consumen menos que las de LCD y las de plasma.
  • Lavadora: En la medida de lo posible usa agua fría, cargas grandes y programas de tiempos cortos.
  • Horno: A pesar de no usarlo mucho, intenta no abrirlo cuando esté en funcionamiento, mira por la ventanilla para ver cómo va la comida.
  • Ordenador: Intenta bajar el brillo de la pantalla y apagarlo cuando no lo utilices, no lo dejes en modo stand-by.
  • Lavavajillas: Al igual que con la lavadora, intenta siempre que puedas utilizar programas cortos y agua fría.

Si acabas de construir tu casa, asegúrate de que está bien aislada. Si es una casa antigua, considera si puedes incorporar ciertas medidas que contribuyan al aislamiento.

En las estaciones más frías, calienta y ventila con sensatez la vivienda. Por el contrario, en las estaciones más calientes, no exageres con el aire acondicionado. Los termostatos inteligentes son fundamentales: regulan la temperatura de la casa automáticamente.

 

¿CÓMO PUEDO REDUCIR EL PRECIO QUE PAGO POR MI CONSUMO ELÉCTRICO?

Una vez que has analizado tu consumo y tomado las medidas necesarias para reducirlo, la siguiente pregunta es si puedes pagar menos. La respuesta, en muchas ocasiones, es sí.

Factores como un asesoramiento energético inadecuado y heredar antiguos contratos de luz (con una potencia contratada excesiva o tarifas poco competitivas) pueden hacer que estés pagando de más en la factura de la luz.

 

En SAMPOL Energía disponemos de tarifas económicas y de especialistas que pueden dar respuesta a todas tus dudas. Además, también tenemos un servicio de instalación de placas fotovoltaicas, gracias a las cuales puedes reducir considerablemente el importe de tus facturas de electricidad a la vez que contribuyes a la sostenibilidad del planeta.

 

Te llamamos
Danos tu número de teléfono y nos pondremos en contacto a la mayor brevedad. ¡Tenemos un gran ahorro que ofrecerte!
Te llamamos
Danos tu número de teléfono y nos pondremos en contacto a la mayor brevedad. ¡Tenemos un gran ahorro que ofrecerte!